Share Voto rápido

Poll Enlace

500 px
350 px
250 px
Vista previa

Vista previa del widget:

Anchura - px Altura - px

Cerrar vista previa
! Estás usando un navegador que no es compatible La versión de tu navegador no es válida para Toluna, te recomendamos que instales la última versión Actualizar
Nuestra política de privacidad protege tu registro a nuestro panel de Influencers. Puedes acceder aquí. Nuestro sitio utiliza cookies. Las cookies hacen que toda tu experiencia sea mejor. Conoce más acerca de ellas en nuestra política de Cookies.

mircuencaramos

  Hace 1 mes

Scrooge
Cerrado

Siempre me ha encantado la Navidad. Realmente la disfruto: organizar quedadas con amig@s y familia, regalos, decoración y mesas enormes.
Dar un paseo por Madrid en esta época del año me parece el mejor plan, junto con una tarde de pelis navideñas...

Dickens ha sido inspiración de muchas de esas pelis que tod@s hemos visto con una manta en el sofá de casa; y es que esos cuentos de Navidad en los que un personaje como Scrooge (frio, normalmente algo borde y boicoteador oficial de la Navidad) se reconvertía en una persona afable al final de la novela, forman parte de muchas de esas historias.

De pequeña asociaba a las personas malas con caras cuyas facciones me resultaban poco agradables, y en eso creo que coincidía con Dickens, que normalmente utilizaba el recurso de la exageración en lo físico para escenificar de manera gráfica el aspecto árido y poco agraciado de estos personajes.

Scrooge es un ejemplo de esto. No recuerdo las palabras que empleaba Dickens en sus relatos, pero a mi cabeza le resulta fácil asociar al personaje con una imagen de un hombre triste, amargado incluso, con una nariz afilada, ojos apagados y hundidos y pómulos algo deformados.
Quizá sólo es una hipérbole de lo que el escritor quería transmitir, pero para alguien a quien le encanta la Navidad, un personaje de esas características ha de ser poco agraciado físicamente y de maneras toscas y poco educadas.

Sin duda todos nos hemos visto reflejados en la noche en la que aparecen los 3 fantasmas de la Navidad, para abrirle los ojos y ser consciente de la realidad pasada, presente y futura.
Es curioso como ha de ser siempre un tercero quien nos haga enfrentarnos a nuestros sentimientos más profundos para que seamos capaces de reflexionar sobre nuestra existencia, y en este cuento de Navidad, se ve la transformación del personaje de Scrooge a medida que se desarrolla la historia y trama del mismo.

Como indicaba al inicio, ésta ha sido utilizada en multitud de películas actuales, pero manteniendo idéntica moraleja.
Scrooge es un personaje arisco de inicio, pero en el fondo, es de esos que sabes que te terminará conquistando.
No hay nada que enganche más que un malo reconvertido en bueno: nos gustan los dramas, las superaciones personales y las víctimas de su entorno que contra todo pronóstico, se lanzan hacia el vacío, alcanzando el lado bueno de la vida.

No hay duda que Dickens creó escuela, y sus cuentos de Navidad son la base de las películas que tratan esta temática.
Y me gusta Scrooge aun cuando hay momentos en que le deteste; porque la vida es así: se disfruta más de los finales felices cuando el camino a los mismos no ha sido fácil.
Responder

EquipoToluna

  Hace 1 mes
Uno de mis cuentos favoritos. Buen tema.
0 comentarios

marinaaitor

  Hace 1 mes
que viva la navidad
0 comentarios

Copiado en portapapeles

Unas cosillas antes de empezar

Para crear contenido en la comunidad

Verifica tu correo electrónico / reenviar
No gracias, estoy echando un vistazo

OK
Cancelar
Hemos desactivado la opción para conectarse con Facebook. Por favor, introduzca su email de Facebook para restablecer su contraseña.
Por favor, asegúrate de que el campo Correo electrónico es válido
Cancelar
Procesando los datos...
Cuando subes una imagen, nuestra web tiene un aspecto mejor.
Cargar